Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad

salud  ıllı Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad 


santa María Micaela del Muy santo Sacramento (Micaela Desmaisières), creadora de la Congregación de las Adoratrices.

La congregación nació en la capital de España (España). Su primer núcleo se halla en el instituto fundado por María Micaela Desmaisières y López de Dicastillo (de nombre religioso María Micaela del Muy santo Sacramento) el veintiuno de abril de mil ochocientos cuarenta y cinco, a consecuencia de la necesidad y desamparo en que se hallaban las jóvenes caídas en la prostitución y que la creadora pudo conocer en sus visitas a las enfermas del centro de salud de San Juan de Dios. El desarrollo de este primer instituto cristalizó en la fundación del Instituto al unirse a la creadora, el tres de febrero de mil ochocientos cincuenta y seis, las primeras compañeras con pretensión de consagrarse a la vida religiosa. El 1 de enero de mil ochocientos cincuenta y siete hacen sus primeros votos las primeras religiosas de la congregación.


En su origen, la congregación se compone de 3 clases de miembros: directivas, ayudantas y coadjutoras. Está regida por una superiora general nombrada para diez años, reelegible, asistida por una vicesuperiora general y otras 3 consultoras, a las que debe reunir cada mes. Estas elecciones las debe hacer un Capítulo General, citado cada 5 años. Se emiten los votos simples de pobreza, castidad y obediencia, primero temporales a lo largo de 5 años y después perpetuos. Las colegialas que deseen consagrarse a Dios en la vida religiosa no pueden pertenecer propiamente al Instituto, mas sí continuar en el con la condición de Hijas de la Casa, con votos privados. Para organizar la Corporación María Micaela escribe en mil ochocientos cincuenta y seis las Constituciones.


Aprobación y expansión


Luego la profesión de las primeras adoratrices se fundan las casas de Zaragoza y Valencia (mil ochocientos cincuenta y seis) y fueron aprobadas las Constituciones por decreto del cardenal arzobispo de Toledo, Cirilo Alameda y Brea (veinticinco de abril de mil ochocientos cincuenta y ocho). Seguida de esta aprobación diocesana, la congregación se expandió por España, con la fundación de las casas Barna, Burgos, Pinto y santander.


El quince de septiembre de mil ochocientos sesenta la santa Sede da el Decretum laudis a la Congregación, al que prosigue, el veintitres de septiembre de mil ochocientos sesenta y uno, la aprobación temporal ad experimentum por 5 años de las Constituciones, y la perpetua el veinticuatro de noviembre de mil ochocientos sesenta y seis. Esta última, se presenta por año siguiente de la muerte de la creadora.


El cuatro de marzo de mil novecientos treinta y cuatro el papa Pío XI canonizó a la creadora con el nombre María Micaela del Muy santo Sacramento. Como primordiales reformas en su Derecho interno, puede señalarse la unificación de sus miembros en una clase por rescripto del dieciseis de enero de mil novecientos sesenta y siete. En mil novecientos cuarenta y cuatro se dividió el gobierno de la congregación en provincias. Además de esto, la rama de Hijas de la Casa ha sido elevada canónicamente al estado religioso con los votos públicos simples de pobreza, cástidad y obediencia, como rama socorrer del Instituto con el nombre de Cooperadoras de santa Mª Micaela, por rescripto del nueve de julio de mil novecientos sesenta y cinco. San Antonio María Claret, que fue directivo espiritual de la creadora, es el día de hoy, declarado por la santa Sede, patrono del Instituto.


Entre las primeras cooperadoras, se distinguió Ana López Ballesteros (Hermana Caridad), fallecida en mil ochocientos sesenta y tres en loor de santidad. Entre las superioras generales de mayor relieve, hay que refererir a María Tudó del Espíritu santo (mil ochocientos setenta y cuatro-ochenta y ocho), Guadalupe Gil de Jesús (mil novecientos ocho-veintidos) y Diosdada Andía del Corazón de Jesús (mil novecientos veintitres-cuarenta y ocho).


Guerra Civil de España del Siglo XX

27 religiosas adoratrices murieron mártires a lo largo del periodo de la Guerra Civil De España. 23 de ellas son reverenciadas como santas en la Iglesia católica.

Las Adoratrices del Muy santo Sacramento, a lo largo de la Guerra Civil De España, como otros muchos institutos religiosos, debieron desamparar múltiples de sus casas. La prosecución religiosa que se presentó en la mitad de la Guerra dejó como saldo miles y miles de fallecidos, por su condición de religiosos. Entre ellos, veintisiete hermanas de la congregación, de las que veintitres fueron beatificadas por el papa Benedicto XVI en dos mil ocho.


Período franquista


Durante el régimen franquista, se dejó a cargo de diferentes órdenes religiosas femeninas la custodia y disciplina de las presas, en las prisiones de la prolongada posguerra; las adoratrices (así como las oblatas) fueron las que más presencia tuvieron, dada su especialización en la «reforma y regeneración de la mujer caída». Del mismo modo, a lo largo del mismo periodo, en los conventos de las madres adoratrices de Cartagena, Valladolid y Alcalá de Henares se efectuaron obras de construcción con la mano de obra esclava de los presos políticos.

La congregación centra su espiritualidad en la Eucaristía, por este motivo, uno de sus fines es la veneración al Muy santo Sacramento.

La espiritualidad del Instituto, centrada en la Eucaristía, está expresada por la creadora con el término de esclavitud: cara Dios, en una actitud de veneración y reparación al amor; cara el prójimo, en una actitud de servicio a las ánimas más necesitadas, para las que desea una enorme caridad con los rasgos propios de suavidad, dulzura y afabilidad. Estas son condiciones precisas para el éxito pedagógico en la educación de jóvenes bastante difíciles. El amor debe completar a la religiosa adoratriz de un «celo santo de la gloria de Dios y salvación de las ánimas, y estas 2 virtudes y la devoción cordialísima al Muy santo Sacramento van a ser como la divisa primordial de esta santa Asociación» (Constituciones, p. veintitres ss.). Para adelantar en estas virtudes, la creadora aconseja la meditación habitual de lo que significa la falta de respeto a Dios, el valor del ánima, el amor que Cristo les tiene y el mérito que se adquiere salvándolas (cfr. ib., p. veinticuatro ss.). Como prácticas virtuosas, insiste en la abnegación, mortificación interior, humildad y obediencia.


Hoy la congregación está extendida por Europa (Francia, Italia, Portugal, R. Unido y España), Asia (Camboya, el país nipón y también India), África (Marruecos y Togo) y América (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Brasil, Cuba, R. Dominicana, Ecuador, Perú y Venezuela).


La congregación, en dos mil once, contaba con unas ciento cincuenta y ocho casas y mil ciento diecinueve religiosas. Está regida por una superiora general, que hoy en día es la chilena Teresa Valenzuela, asistida por 4 consultoras, escogidas todas y cada una por el Capítulo General; las superioras provinciales y locales son nombradas por la superiora general y su Consejo.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas