Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Compañía de Sacerdotes de San Sulpicio

salud  ıllı Compañía de Sacerdotes de San Sulpicio 


Jean-Jacques Olier (mil seiscientos ocho-mil seiscientos cincuenta y siete), creador de la compañía.

Jean-Jacques Olier, después de un periodo de estudios en la ciudad de Roma y Venecia, se hizo sacerdote y se unió a Vicente de Paul en la obra de evangelización de las zonas rurales de Alvernia. A lo largo del periodo de misión con los vicentinos, Olier se percató de la carencia de capacitación del clero francés, por este motivo pensó dedicarse por completo a la capacitación de los aspirantes al sacerdocio. Al lado de 2 compañeros, el veintinueve de noviembre de mil seiscientos cuarenta y uno, creó un seminario en Vaugirard (población que el día de hoy hace parte de la ciudad de París), para tal fin.


El quince de agosto de mil seiscientos cuarenta y dos, Olier fue transferido a París, a la parroquia de San Sulpicio, portando consigo la sede del seminario fundado por él. Por tal razón fueron llamados los Señores de San Sulpicio. Dichos "señores" fueron requeridos para la capacitación de los seminarios de múltiples diócesis francesas, Nantes (mil seiscientos cuarenta y nueve), Viviers (mil seiscientos cincuenta), Le Puy (mil seiscientos cincuenta y dos) y Clermont (mil seiscientos cincuenta y tres). La primera fundación fuera de Francia, se hizo en la colonia de la ciudad de Montreal, Canadá (mil seiscientos cincuenta y siete). De entrada, los miembros de la compañía no eran más que sacerdotes diocesanos, unidos en común para la capacitación del mismo clero diocesano, por consiguiente cada sacerdote del seminario de San Sulpicio de la ciudad de París, pertenecía a su diócesis de origen.


Luego de la muerte del creador (mil seiscientos cincuenta y siete), los Sacerdotes de San Sulpicio se ocuparon de la capacitación en los seminarios de Lyon y Limoges. Fue su sucesor como sacerdote de San Sulpicio, Alexandre Le Ragois de Bretonvilliers, quien dio una organización jurídica a los sacerdotes del seminario, y consiguió del cardenal Flavio Chigi la aprobación de la compañía, el tres de agosto de mil seiscientos sesenta y cuatro. Ese año consiguió la aprobación de una parte de papa Alejandro VII. El documento de aprobación todavía no da nombre a la sociedad y se refiere a ellos como «Sacerdotes seculares donados a Nuestro Señor para servir a su clero». Sus constituciones fueron aprobadas por el rey de Francia en mil setecientos trece.


Expulsados en tiempos de la Revolución francesa, los sulpicianos para subsistir a las supresiones trasfirieron la sede general a Baltimore (U.S.A.), en mil setecientos noventa y dos. Por fin de la era napoleónica los sulpicianos retornaron claramente a Francia y reabrieron el seminario de la ciudad de París (mil ochocientos catorce). La Compañía de San Sulpicio recibió la confirmación de su aprobación civil de una parte del rey Luis XVIII (mil ochocientos dieciseis) y la pontificia de una parte del papa Pío VII (mil ochocientos sesenta y tres). La aprobación terminante de la santa Sede la recibió el ocho de julio de mil novecientos treinta y uno.

Iglesia de San Sulpicio de la ciudad de París, de donde toma el nombre la compañía.

La Compañía de San Sulpicio es una sociedad de vida apostólica, y como tal sus miembros no hacen votos públicos, salvo la promesa de continuar en exactamente la misma. Los sulpicianos se dedican a la capacitación del clero, así sea en seminarios propios o bien en los seminarios diocesanos.


El gobierno de la sociedad es centralizado en la persona del superior general y su consejo, escogido para un periodo de 6 años. En nuestros días el cargo lo ocupa el sacerdote estadounidense Ronald Witherup. El gobierno general tiene por objetivo primordial, la orientación y la dirección de la Sociedad por las resoluciones y directivas en armonía con su misión y su vocación. Además de esto fomenta la colaboración entre las diferentes provincias.


En dos mil quince, los sulpicianos eran unos doscientos sesenta y nueve sacerdotes y contaban con veinticinco casas, repartidas en 3 provincias: Canadá (la que administra las casas de Brasil, Colombia y el país nipón), Francia (Con presencia en Vietnam) y USA (Con presencia en Zambia).


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Compañía de Sacerdotes de San Sulpicio

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas