Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Congregación de los Hermanos Maristas

salud  ıllı Congregación de los Hermanos Maristas 


La Congregación de los Hermanos Maristas es una congregación religiosa católica que es parte integrante de la Familia Marista. Fue fundada en La Valla-en-Gier, departamento de Loira (Francia), el dos de enero de mil ochocientos diecisiete por san Marcelino Champagnat, un sacerdote de la diócesis de Lyon que fue canonizado el dieciocho de abril de mil novecientos noventa y nueve por Juan Pablo II.


Los Hermanos Maristas, unos tres mil ochocientos alrededor del planeta, no son clérigos; en verdad, en la selección de postulantes para el noviciado, jamás se admite a absolutamente nadie que tenga aspiraciones de sacerdocio. Ello apunta a asegurar que los internos tengan destrezas singulares para la misión de instruir. El Instituto tiene 3 géneros de establecimientos: el Postulantado (o bien Pre Noviciado), el Noviciado y el Escolasticado (o bien Artículo Noviciado). Tras haber completado dicho proceso, los Hermanos Maristas se dedican a dirigir escuelas primarias y secundarias, universidades, escuelas industriales, orfanatos y casas de acogida en setenta y nueve países de los 5 continentes.


El hermano Ernesto Sánchez es el presente Superior General de la Congregación, quien radica en la ciudad de Roma.


Marcelino Champagnat y los Hermanos de María

San Marcelino Champagnat.Artículo principal:Marcelino Champagnat

El Instituto de los Hermanos Maristas fue fundado en Francia, en el poblado de La Valla-en-Gier, próximo a Lyon, el día dos de enero de mil ochocientos diecisiete, con el nombre de los Hermanos de María (Petits Frères de Marie), por san Marcelino Champagnat y un conjunto de sacerdotes ordenados en mil ochocientos dieciseis. Si bien el Instituto no formaba una parte del plan inicial del Padre Courveille, iniciador de la Sociedad de María y superior de hecho, y a pesar de la oposición de ciertos de sus compañeros, Champagnat les insistió varias veces, desde los primeros diálogos en el seminario, sobre la idea de efectuar una fundación de Hermanos educadores en la Sociedad de María. Marcelino tenía diecisiete años.


Marcelino conocía la realidad de la educación rural en Francia tras la revolución: maestros inútiles, libres y que maltrataban a los pupilos (en verdad, la razón por la que abandonó la escuela fue exactamente el castigo que un maestro le aplicó a uno de sus compañeros), mas, sobre todo, enseñaban a los pequeños a querer a Dios y la religión.


En noviembre de mil ochocientos dieciocho funda la primera escuela en su pueblo natal, Marlhes. Y por año siguiente en su parroquia, en La Valla. En torno a Marcelino se formó un conjunto de diez sacerdotes Maristas que, unidos a los diez del padre Jean Claude Colin, formaron el núcleo fundacional de la Sociedad de María. A lo largo de bastantes años Champagnat se ocupó de la capacitación en L'Hermitage de los Progenitores Maristas, al tiempo que formaba a sus Hermanos (Maristas) de enseñanza. En mil ochocientos treinta fue escogido rector provincial marista para la diócesis de Lyon.


En mil ochocientos treinta y seis parte para las misiones de Oceanía el primer contingente Marista: el prelados Pompallier, al lado de 4 sacerdotes maristas (uno murió en el viaje, otro murió mártir y quien fue el primer santo marista, el prelados san Pedro Chanel) y 3 Hermanos Maristas del padre Champagnat. Grande fue el deseo de Champagnat de ir mismo a las misiones, mas la obra de los Hermanos lo retenía; lo compensó mandando múltiples otros contingentes de sus Hermanos como cooperadores de los Progenitores y dando a la Iglesia los primeros Hermanos mártires.


En adelante, los pedidos de nuevas fundaciones se van a hacer tan apremiantes, que a la data de la muerte del creador Marcelino Champagnat, en mil ochocientos cuarenta, existían cuarenta y ocho escuelas fundadas donde se formaban unos siete mil pupilos. En exactamente el mismo lapso, Champagnat dejó doscientos ochenta Hermanos, más cuarenta y nueve que habían fallecido.


Reconocimiento pontificio y difusión

Distintivo original de los Hermanos Maristas.

El nombre original de la congregación era el de Petits Fréres de Marie (Hermanos de María). No obstante, desde la aprobación de la congregación como Instituto de Derecho Pontificio por el papa Pío IX en el mes de enero de mil ochocientos sesenta y tres, la santa Sede le dio el nombre oficial de Fratres Maristae Scholarum (Hermanos Maristas de la Enseñanza, con la inicial en latínF.M.S.), nombre con el que se les conoce en nuestros días.


Con la llegada del siglo veinte, los Hermanos Maristas deben encarar una serie de contrariedades que se interpondrán en su misión de enseñar. Ya en mil novecientos tres habían sido expulsados de Francia, país donde se creó la Congregación. Después del periodo imperialista el planeta estaba en temporada de crisis, y los Maristas no estuvieron extraños a ello. Cuando reventó la Primera Guerra Mundial, cerca de mil treinta y siete Hermanos fueron obligados a enlistarse en los ejércitos de sus respectivos países, muriendo en torno a ciento treinta y seis y quedando heridos unos cuatrocientos. En la Guerra Civil de España, país de donde proceden muchos Hermanos Maristas, fueron asesinados unos ciento setenta y dos hermanos y cincuenta y siete murieron en combate. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial la situación no fue diferente: unos ochocientos Hermanos fueron movilizados y ochenta murieron.


Además de todos estos conflictos armados que atentaron contra las vidas de cientos y cientos de Hermanos, los miembros de la Congregación padecieron la prosecución en numerosos países a lo largo del siglo XX: Barna (mil novecientos nueve), México (mil novecientos catorce, mil novecientos veinticuatro, mil novecientos veintiseis, mil novecientos treinta y dos y mil novecientos ochenta y dos), Alemania (mil novecientos treinta y siete), Grecia (mil novecientos dieciseis y mil novecientos cuarenta y uno), Egipto (mil novecientos cuarenta y uno) y China (mil novecientos seis y mil novecientos cincuenta), Zaire (mil novecientos sesenta y cuatro), Siria (mil novecientos sesenta y siete), Nigeria (mil novecientos sesenta y siete), Cuba (mil novecientos sesenta y uno), Angola y Mozambique (mil novecientos setenta y cinco), Argelia (mil novecientos setenta y seis y mil novecientos noventa y cuatro), Rodesia (mil novecientos setenta y ocho), Líbano (mil novecientos ochenta y tres y mil novecientos ochenta y seis) y Ruanda (mil novecientos noventa y cuatro). En este último país ocurría el genocidio entre los hutus y los tutsis. 4 hermanos de origen de España fueron asesinados mientras que atendían un campo de asilados ruandeses en Nyamirangwe, Zaire, el treinta y uno de octubre de mil novecientos noventa y seis. Los Hermanos Fernando de la Fuente de la Fuente, Miguel Ángel Isla Lucio, Servando Mayor García y Julio Rodríguez Jorge son recordados hasta hoy por la comunidad marista como "Los Mártires de Bugobe (o bien de Zaire)".


Marcelino Champagnat fue canonizado el dieciocho de abril de mil novecientos noventa y nueve por el papa Juan Pablo II.

Instituto Nuestra Señora de Luján, Argentina.

Los maristas han desarrollado una esencial tarea educativa en América Latina, donde tienen presencia en diecinueve países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, C. Rica, Honduras, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.


Los Hermanos Maristas llegaron a Buenos Aires, Argentina, el veinticinco de octubre de mil novecientos tres. Desde mil novecientos veinte hasta mil novecientos sesenta y cuatro existió la "Provincia Marista Argentina". En el mes de febrero de mil novecientos sesenta y cuatro los maristas argentinos se subdividen en 2 provincias: la "Provincia de Luján" y la "Provincia de Córdoba". En mil novecientos noventa y uno las dos Provincias se fusionan en la "Provincia Río de La Plata". Después de la reestructuración en el año dos mil uno, Argentina quedó introduce en la "Provincia Cruz del Sur", al lado de Uruguay y Paraguay.


En Argentina podemos localizar centros de educación maristas en las provincias de la ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, santa Fe, Río Negro, Neuquén, Chaco y Jujuy.


Actualmente en la provincia marista "Cruz del Sur" hay veintiocho escuelas y catorce centros de educación comunitarios entre Argentina y Uruguay, pertenecientes a la Congregación, en donde se efectúa una esencial tarea educativa y social. Desde el año dos mil dieciseis el distrito del Paraguay se integra de manera plena a la provincia "Cruz del Sur".


Brasil es el país con la mayor comunidad marista del planeta. Los Hermanos Maristas llegaron a este país el quince de octubre de mil ochocientos noventa y siete, al ayuntamiento de Congonhas en Minas Gerais. En este país la Congregación está dividida en 3 unidades administrativas, llamadas provincias: "Brasil Centro-Norte", "Brasil Centro-Sur", "Brasil Sur-Amazonía", aparte del "Distrito Federal".


El trabajo marista en Brasil pone énfasis en la educación y la asistencia social. Los Maristas tienen en este país cerca de doscientos pupilos, veinticuatro y ochenta y seis Hermanos y cooperadores, cien unidades sociales, setenta y ocho institutos, tres universidades (entre ellas la Pontificia Universidad Católica de Río Grande del Sur, la Pontificia Universidad Católica de Paraná y la Universidad Católica de la ciudad de Brasilia), como una editorial de libros educativos (FTD).


Los Hermanos Maristas llegaron a Chile el veintisiete de febrero de mil novecientos once a la urbe de Los Andes, Zona de Valparaíso. El veinticinco de marzo de ese año, se abría el primer instituto Marista del país, el Instituto Chacabuco.


En sus comienzos, los institutos maristas ocuparon los territorios propiedad del Centro Cristiano, perteneciente a la Archidiócesis de S. de Chile. Solo con el tiempo, la Congregación fue adquiriendo la propiedad de los terrenos, a costa de grandes sacrificios económicos.


Entre mil novecientos quince y mil novecientos cuarenta y seis, los maristas chilenos fueron integrados en el "Distrito Marista Chile-Perú". Por último, las Provincias se apartaron cara mil novecientos cuarenta y siete. En mil novecientos setenta y dos se efectuaron las primeras "JJ. OO. Maristas", competición deportiva de todos y cada uno de los institutos maristas del país, que se festejan hasta el día de hoy. Desde dos mil uno, la Congregación en Chile, así como las de Bolivia y Perú, conforman la "Provincia santa María de los Andes".


Actualmente, los Maristas trabajan en las comunas de: Alto Hospicio (Instituto Marista Hermano Fernando), Tocopilla (Instituto Sagrada Familia), La Sosiega (Instituto Nuestra Señora de Andacollo), Los Andes (Instituto Chacabuco), Quillota (Instituto Rafael Ariztía y Fundación Diego Echeverría), Villa Alemana (Instituto Champagnat), Limache (Instituto santa María), Santiago (Instituto Alonso de Ercilla), La Pintana (Instituto Marcelino Champagnat), Rancagua (Instituto O'Higgins), San Fernando (Instituto San Fernando) y Curicó (Instituto San Martín). Ciertos de estos institutos han sido traspasados a fundaciones culturales ad hoc para su administración. Además de esto cuentan con una Organización no Gubernamental destinada a la solidaridad, la Fundación Marista por la Solidaridad Juvenil (GESTA). En nuestros días, la cantidad de hermanos profesos y las nuevas vocaciones han disminuido sensiblemente.


Los hermanos Maristas llegaron a Popayán, Colombia, el veintiseis de noviembre de mil ochocientos ochenta y nueve desde el puerto de Burdeos, siendo este país el primero al que llegaron los maristas en América Latina. Por ese entonces se creó la provincia marista colombiana, que existió hasta dos mil tres con la capacitación de la "Provincia Norandina" (desde la sede provincial en la ciudad de Bogotá se dictan los planes para Venezuela y Ecuador). Como el énfasis de la congregación es la educación, por medio de la pedagogía marista caracterizada por el amor a María, el espíritu de familia, el amor al trabajo, la sencillez de vida y la presencia, pretende que los pequeños y jóvenes conozcan y amen a Jesucristo, para asistirles a ser buenos cristianos y buenos ciudadanos, haciendo de esta manera realidad, el sueño de San Marcelino Champagnat. Se crearon institutos en múltiples urbes como Popayán llamado Instituto champagnat Armenia (mil novecientos veintiocho) llamado Instituto San José por el hermano Julio José. Asimismo se crearon escuelas y institutos en San Juan de Pasto (mil ochocientos noventa y tres), Santiago de Cali (Instituto de San Luis Gonzaga en mil ochocientos noventa y siete), Manizales (mil novecientos siete), Ibagué (mil novecientos treinta y cinco) y Bogotá (mil novecientos treinta y ocho). Entre los personajes de esta congregación se puede destacar al Hno. Andrés Hurtado García.


Los Hermanos Maristas creadores de la Provincia Marista Mexicana, encabezados por el H. Pedro Damián, establecieron su primera escuela en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el veinte de agosto de mil ochocientos noventa y nueve. Ese año, en el mes de octubre, llegó un segundo conjunto de Hermanos a Mérida, Yucatán. Desde estas 2 urbes los Hermanos se extendieron cara el Bajío, Michoacán y el Distrito Federal, en la zona central de la República; y cara Campeche, Chiapas, Oaxaca y Veracruz en el sudeste. Los principios no fueron fáciles; a las penalidades naturales del aprendizaje de una nueva lengua y de una nueva cultura se agregó el incidente de la enfermedad. La fiebre amarilla ocasionó la muerte de prácticamente doce Hermanos entre los años mil ochocientos noventa y nueve y mil novecientos diez. La mayor parte de los Maristas de esta primera temporada eran franceses. En mil novecientos ocho se formó la Provincia Marista de México.Ya para entonces funcionaban las Casas de Capacitación en el país y nuestras escuelas contaban con la presencia de los primeros Hermanos Maristas Mexicanos. En mil novecientos catorce una de las corrientes revolucionarias clausuró múltiples escuelas y casas de capacitación y forzó a otras a trabajar en la clandestinidad. En esta situación de inseguridad ciertos Hermanos aprovecharon la ocasión para llevar la obra Marista a Cuba, que por su parte sirvió de puente a fin de que esta semilla se extendiese después a América Central. Cara principios de la década de los cuarenta, la Provincia Marista de México vio medrar el número de Hermanos, de pupilos y de escuelas hasta generar la separación, primero de los territorios de Cuba y Centroamérica, en 1949; y más tarde, de la Zona Nor-occidental de México en mil novecientos cincuenta y nueve. Desde ese momento existen en México 2 Provincias: México Occidental y México Central.


En Uruguay existen tres obras Maristas: la Comunidad de Tacuarembó, el Hogar Marista (Centro Educativo Comunitario) y la Casa de Retiro Marista. Aparte de 4 colegios: el Instituto y Liceo santa María y Zorrila de San Martín en Montevideo, San Luis en Durazno y San Luis de Pando.


Maracaibo, en el occidental Estado Zulia, es la cuna de la historia de los Hermanos Maristas en Venezuela. El dieciseis de septiembre de mil novecientos veinticinco los hermanos Ildefonso, Carlos Florentino, Félix Anselmo, Emeterio Ignacio y Sebastián José llegaron a Maracaibo provenientes de España para fundar el primer instituto católico para varones de Maracaibo, cumpliendo una de las ilusiones del episcopado venezolano y las instrucciones que el papa Pío XI girara en carta de data cinco de julio de mil novecientos veintitres a los obispos venezolanos.


Comenzaba el año escolar mil novecientos veinticinco-mil novecientos veintiseis. El cinco de octubre se comenzaron las clases en los salones del Seminario Mayor de Maracaibo, sede improvisada del instituto, donde treinta y ocho pupilos presentaron exámenes para determinar en cuál de los 3 grados abiertos se situarían. Había nacido el Instituto Nuestra Señora de Chiquinquirá en honor a Nuestra santa Patrona "La Chinita".


Desde entonces la obra Marista se ha extendido por todo el territorio venezolano con la fundación de los colegios: Instituto Champagnat en Caracas, Distrito Capital; San José y Escuela Técnica San Marcelino Champagnat en Maracay, Estado Aragua; H. Ildelfonso Gutiérrez, Manuel Puchi Fonseca y Misael Vílchez, en Maracaibo; San Pablo en Machiques; Juan XXIII en Cardón; la Escuela Granja santa Catalina en el Estado Delta Amacuro; el Asentamiento Campesino Escuela Marcelino Champagnat en La Cañada de Urdaneta;Colegio San José y la Escuela Taller San Vicente en Maracay, Estado Aragua; y el Centro Comunitario La Morenera en San Fernando de Apure, Estado Apure.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Congregación de los Hermanos Maristas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas