Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Hermanos de las Escuelas Cristianas

salud  ıllı Hermanos de las Escuelas Cristianas 


Una memoria escrita en Ruan el año mil setecientos veintiuno, un par de años tras la muerte de Juan Bautista De La Salle, expresa de manera sucinta lo que este hombre había logrado entre los años mil seiscientos setenta y nueve y mil setecientos diecinueve./P>Juan Bautista de La Salle, santo creador de la Comunidad Lasallista y patrono universal de los educadores.

.


La aprobación formal del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas por la Iglesia vino a través de la concesión de un documento oficial, llamado Bula Papal, titulada In Apostolicae Dignitatis Solio. Debido a los acontencimientos desencadenados en la Revolución francesa la existencia legal del Instituto en Francia queda en suspenso de mil setecientos noventa y dos a mil ochocientos cinco. Tan solo un pequeño conjunto de Hermanos siguió existiendo oficialmente en ciertos Estados Pontificios y en la ciudad de Roma.


La restauración de la misión lasallista (asimismo lasaliana o bien lasallana) en Francia supuso el inicio de un siglo de excepcional desarrollo en la propia tierra de origen, vio su expansión fuera de Francia en treinta y cinco países del planeta y el desarrollo de una política misionera, mucho alén de lo que La Salle y la primera generación de Hermanos hubiesen podido imaginar. Los ciento sesenta Hermanos de Francia y también Italia en mil ochocientos diez, pasaron a ser catorce y seiscientos treinta y uno Hermanos a fines del siglo que acabó con la solemne canonización de su Creador en mil novecientos.


El perfil del Instituto, acelerado por la serie de "leyes de secularización" que afectaron al Instituto en Francia a lo largo de los años mil novecientos cuatro -mil novecientos doce, cambió dramáticamente. Las escuelas, de forma frecuente apuradamente, fueron obligadas a cerrar, a consecuencia de una severa legislación contra las congregaciones religiosas que se responsabilizaban de ellas. En frente de estas prohibiciones, ciertos religiosos se prepararon para abandonar a ciertos aspectos de su vida pasada y de esta manera poder salvar las obras. Otros estimaron que esto era una traición, aun una "apostasía", y intentaron seguir su vida religiosa y su apostolado fuera de Francia.


El sur de Bélgica, Canadá y España fueron al comienzo los primordiales adjudicatarios de la expatriación. Georges Rigault, en su Histoire générale des Frères des Ecoles Chrétiennes (Volumen10), anota el ímpetu dado a las comunidades ya existentes en Argentina, Venezuela, Ecuador y Egipto por estos Hermanos auto-asilados, como ocurrió con los que resultarían ser los nuevos Distritos (Provincias religiosas) de Brasil, Panamá, México, África Norte y Australia.


Después de mil novecientos sesenta y seis, cuando el Instituto tenía el mayor número de miembros de su historia, vino un periodo de veloz declive, en cuyo trascurso un número significativo de sus miembros, por razones diferentes, decidieron dejar el Instituto. Al unísono se daba una notable minoración en el ingreso de nuevos miembros, de forma que los números totales de mil novecientos ochenta y seis venían a ser la mitad de los que existían veinte años ya antes. Y no obstante, paradójicamente, las obras apostólicas de las que el Instituto era responsable en mil novecientos ochenta y seis eran más numerosas, en virtud del desarrollo de la Familia Lasallista.


Actualmente, el ministerio de los Hermanos se desarrolla al lado de unos sesenta cero cooperadores seglares y más de setecientos cincuenta cero pupilos en ochenta y cinco países. En los 5 continentes y con datos al treinta y uno de diciembre de dos mil nueve, existen en el Instituto setecientos noventa y seis comunidades formadas por cuatro mil ochocientos ochenta y tres hermanos; además de esto, cuenta hoy día con cuatrocientos setenta jóvenes que se preparan en sus diferentes casas de capacitación. Cuando se hace referencia a La Salle como una familia educativa, los límites se amplían significativamente. En Latinoamérica, existen doscientos setenta y cuatro escuelas lasallistas repartidas en diecinueve naciones; en ellas, trabajan de forma directa veintinueve setecientos cincuenta Maestros que comparten con setecientos cuarenta y cuatro hermanos.


Como todo Instituto de vida Consagrada de la Iglesia Católica, el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas está sujeto a las disposiciones y indicaciones de la santa Sede y de la Regla propia al instituto, en donde se establece todo lo relativo a la vida y obra de la Congregación.


El Superior General


La Cabeza del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas es el Hno. Robert Schieler quien desde el veinte de mayo de dos mil catorce desempeña el cargo de Superior General de la Congregación.


El Hermano Superior General es escogido por el Capítulo General que se reúne cada 7 años, y " ejercita su autoridad sobre todo el Instituto conforme el derecho preceptivo y la legislación del instituto".


Luego de su elección ubica su vivienda en la Casa Generalicia, situada en Roma, Italia, lugar desde donde efectúa sus funciones de Superior. Dichas funciones son:



  • Convocar al Capítulo General ordinario y, si el caso lo requiere, un Capítulo Genaral extraordinario;
  • Conferir los cargos conforme la legislación preceptiva y a la del Instituto;
  • Delegar, en los límites fijados por el derecho, una parte de sus poderes en Hermanos de su elección;
  • Mantener, como primer representante del Instituto y representando a este, las debidas relaciones con la jerarquía eclesiástica, como con cualquier otra autoridad o bien institución;
  • Autorizar, a solicitud correctamente justificada de las instancias pertinentes y con el parecer de su Consejo, ciertas derogaciones temporales a las reglas disciplinarias establecidas por la legislación propia del Instituto.

En caso de incapacidad por enfermedad o bien obstáculo, el Hermano Superior General puede rechazar provisionalmente sus poderes en el Hermano Vicario General


El Consejo General


Luego de la celebración del 44º Capítulo General del Instituto, en el año dos mil siete, se hicieron cambios sutanciales en la estructura del Consejo General, desentralizando el gobierno central y dirigiéndolo cara las Zonas Lasallistas. La primordial función de este consejo es formar una comunidad en torno al Superior General y cooperar muy de cerca con él.


El Consejo General está formado por diez Hermanos: El Hermano Superior General, el Hermano Vicario General, 3 Hermanos Consejeros residentes (en la ciudad de Roma) y 5 Hermanos Consejeros para las regiones; estos últimos fijan su vivienda fuera de la ciudad de Roma, en las zonas a las que son encomendados.Todos estos Hermanos procuran favorecer la comunión y la interdependencia dentro del Instituto. Además de esto se esmeran por propagar entre los Hermanos el conocimiento del Creador para trasmitir el sentido propio y la misión del Instituto.


En la actualidad el Consejo General está conformado de la próxima manera:



  • Hno. Robert Schieler, Superior General;
  • Hno. Jorge Galán de Alba, Vicario General;
  • Hno. Aidan Kilty, Consejero General para la Zona RELEM;
  • Hno. Paulo Petry, Consejero General para la Zona RELAL;
  • Hno. Ricardo Laguda, Consejero General para la Zona PARC;
  • Hno. Timothy Coldwell, Consejero General para la Zona RELAN;
  • Hno. Pierre Ouattara, Consejero General para la Zona RELAF.

Los Consejeros Regionales


Esta es una nueva figura que ha sido creada por el 44º Capítulo General, se trata de un Consejero General escogido por el Capítulo. Tiene “por misión acudir al Hermano Superior General en el gobierno y animación del Instituto”.


Lleva a cabo esta responsabilidad asumiendo la que prevé la Regla para el Regional:



  • Fomenta las relaciones entre los Hermanos Visitadores de la Zona y los mantiene en su misión.
  • Asegura la vinculación entre la Zona y el Hermano Superior General.
  • Vela por la aplicación de las resoluciones tomadas y de los proyectos adoptados para el conjunto de la Zona.
  • Desarrolla la colaboración y la interdependencia en la Zona y entre esta y el resto Zonas.

El Ecónomo General


El Código de Derecho Preceptivo afirma que "en todos y cada instituto, así como en todos y cada provincia que rige un Superior mayor, haya un ecónomo diferente del Superior mayor y designado a juzgar por el derecho propio, que lleve la administración de los recursos bajo la dirección del superior respectivo. Asimismo en las comunidades locales constitúyase, cuando resulte posible, un ecónomo diferente del Superior local".


Si bien es cierto en la Regla de los Hermanos de las Escuelas Cristianas no se expresan las funciones concretas del Hermano Ecónomo General, estas figuran en el Directorio Económico del Instituto. Conforme el mentado Directorio, el Hermano Ecónomo General es responsable, bajo la dirección del Superior General, de la administración ordinaria y excepcional de los recursos temporales del Gobierno Central del Instituto. Está al servicio, al tiempo , del Superior General, de su Consejo y de los Distritos. Y sus funciones son de administración, de control, de ayuda/consejo, de capacitación y de información.


Funciones de Gestión:



  • Administrar los recursos del Gobierno Central.
  • Preparar el presupuesto anual del Gobierno Central y lo somete al Hermano Superior y su Consejo para su estudio, discusión y aprobación.
  • Gestionar los diferentes fondos del Centro del Instituto.
  • Gestionar las inversiones del Gobierno Central.
  • Organizar los servicios de contabilidad de la Casa Generalicia y prepara la verificación anual.
  • Convocar y encabezar el Consejo Económico Internacional.
  • Preparar los presupuestos singulares para la adquisición de equipamientos esenciales y la renovación de las construcciones de la Casa Generalicia.

Funciones de Control:



  • Controlar la realización del presupuesto a lo largo del año con la ayuda del Consejo Económico Internacional.
  • Controlar periódicamente los resultados conseguidos por los "agentes" encargados de administrar nuevas inversiones.
  • Controlar los estados financieros mandados por los distritos por fin del ejercicio.

Funciones de ayuda/consejo:



  • Actuar como primordial consejero del Hermano Superior General en todos y cada uno de los temas económicos y financieros.
  • Presentar periódicamente al Hermano Superior General y a su Consejo propuestas sobre los puntos siguientes: ·límite de los poderes económicos de los Hermanos Visitadores y sus Consejos; ·las tasas anuales de la contribución de los Distritos para el funcionamiento del Gobierno central del Instituto.
  • Estudiar los expedientes de las peticiones de autorización de gastos para las construcciones, adquiere de terrenos, venta de terrenos, o bien de inmuebles, presentados por los Distritos, y da su parecer ya antes de la votación del Consejo General.
  • Puede ser mandado por el Hermanos Superior General o bien su Consejo en misión de estudio o bien de consejo para asistir a los Distritos en complejidad, o bien delegar, conforme con el Hermano Superior, a otro Hermano para cumplir esta misión.
  • Responde a las peticiones de los Distritos, ayudándoles a administrar sus inversiones.

Funciones de formación:



  • Se preocupa de la capacitación de los futuros ecónomos de los Distritos.
  • Organizar sesiones de capacitación contable, en el caso de necesidad, para los Distritos jóvenes y intenta se establezcan sistemas homogéneos de trabajo y de contabilidad.
  • Organizar asambleas regionales de Ecónomos de Distrito y, ocasionalmente, encuentros de Ecónomos de Distrito de todo el Instituto.
  • En sus escritos y también intervenciones, intenta ser "educador económico" de los Hermanos. Les anima a compartir fraternalmente los recursos.

Funciones de información:



  • Informar de manera regular al Hermano Superior General y a su Consejo sobre la situación financiera del Gobierno Central.
  • Preparar para el Capítulo General un informe financiero que cubra el periodo trascurrido desde el último Capítulo.
  • Enviar anualmente a los Hermanos Visitadores y a los Ecónomos del Distrito, las informaciones sobre la situación financiera del Gobierno Central y el informe de las verificaciones.
  • Para tener un conocimiento más perfecto de las situaciones, efectuúa visitas en ciertos ámbitos, conforme las necesidades y las circunstancias.
  • Conservar esmeradamente todos y cada uno de los ocntratos, actas notariales, y otros documentos referentes a la administración de los recursos temporales del Instituto.

La Reunión MEL (Misión Educativa Lasallista)


El carisma que le resulta propio al Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas es el de la educación de los pequeños y los jóvenes, en especial de los que son pobres. Por esta razón se hace preciso que exista un organismo supraregional que recoja las ideas y propuestas referidas a este tema y motive planes de ejecución para optimar tal fin.


A este respecto el 42º y 43º Capítulo General ha propuesto determinados retos y líneas de acción para tomarse en cuenta en todas y cada una de las obras lasallistas alrededor del planeta. En estas propuestas se encuentran:


Conversión a los pobres


La realidad reta, tanto a los Hermanos como a las comunidades, sobre el modo de vida que llevan y que, normalmente, no les satisface, en tanto que existen peligros de consumismo y de acumulación de recursos. Este modo de vida los va llevando, indiferentemente, a una lejanía con respecto al planeta de los pobres. Por otro lado, la entendimiento de la realidad de este planeta demanda de los lasallistas una capacitación conveniente en el campo social, político, económico, religioso y otros. Una capacitación limitada en estos campos, es un obstáculo en el momento de tomar resoluciones personales o bien comunitarias para acercarse al planeta de los pobres. Por último, pese a todo, la conversión a los pobres prosigue siendo un reto. El día de hoy se trata de una cuestión de conciencia y de resolución personal, comunitaria y también institucional.


Renovación de las obras educativas


Para los Hermanos y para todos y cada uno de los Lasallistas es un reto estar verdaderamente persuadidos de que el servicio educativo de los pobres es parte constitutiva de su identidad, de su vocación y de la Misión Lasallista. Prosigue siendo un reto, la transformación de las obras educativas en instrumentos de educación para los pobres, de defensa de los derechos de los pequeños y de educación para la justicia social.


Solidaridad para la equidad


Los Lasallistas reconocen que, en internet de obras lasallistas, las contestaciones educativas que dan a las necesidades y los recursos económicos precisos, son dispares. En consecuencia es un reto el diseño de estrategias eficaces de solidaridad para la equidad y también igualdad educativa.


El derecho de los pequeños a la educación


Para el Instituto, prosigue siendo un enorme reto preocuparse del derecho de los pequeños a la educación, aportando contestaciones educativas alcanzables a todos y dotadas de recursos económicos. Se debe hallar recursos económicos propios y buscar ayudas públicas y privadas.


Desafío: un compromiso solidario


Mirando el planeta, se reconoce que, sin dejar de atender la pobreza económica en sí, existen el día de hoy nuevas realidades y nuevas pobrezas que retan. Todas y cada una estas situaciones, ya consideradas por la Reunión Internacional dos mil seis, en su Orientación n.º 1, solicitan una contestación.


Los movimientos migratorios


Mirando a nuestro planeta, se reconoce un reto esencial para el Instituto y la red de obras lasallistas consistente en dar contestación a los inconvenientes que provocan los movimientos migratorios (en los países y internacionalmente) y sus consecuencias para los pequeños, jóvenes y familias (pequeños de la calle, huérfanos, etcétera).


Al reconocer su leimotiv se han creado en las instituciones Lasallistas distintos conjuntos de apoyo social en sus diferentes etapas de escolaridad, así sea tanto juveniles como de los mismo hermanos Lasallistas. Estos conjuntos fijan acciones en común para respaldar al desarrollo y desarrollo de las comunidades próximas a los lugares donde se hallan sus instituciones. Ciertos programas son llamados conforme a la finalidad que tengan o bien a lo que estén dirigidos, primordialmente son llamados "Misiones" consistentes en organizar a un conjunto de estudiantes Lasallistas acompañados de tutores, maestros y hermanos de exactamente la misma corporación educativa, y llegar a una comunidad así sea marginada o bien de escasos recursos a cooperar en trabajo comunitario primordialmente tal y como la coordinación de sacrificios para el aumento en la calidad de vida. Otro género de trabajo que se hace en estas brigadas es el apoyo con alimentos como forma de agradecimiento a la recepción de la comunidad, la donación de ropa y cumplir con las necesidades que estén al alcance de las instituciones.


Estas misiones se dan en México en las temporadas de Semana santa y Diciembre primordialmente, si bien las hay de verano asimismo. En las misiones de Semana santa, se apoya a las comunidades con las pláticas doctrinales sobre las celebraciones y pasión de Cristo, como a desarrollar el tradicional "Viacrucis", por su parte se alternan los días de conversa catequética con la diócesis del sitio, donde se busca unir sacrificios para las celebraciones como las misas, rosarios, adoraciones, etcétera A lo largo de la temporada decembrina se apoya al desarrollo de las "Posadas" como al trabajo comunitario y la donación de ropa abrigadora y despensas para las familias del sitio, se coopera asimismo con las celebraciones que marca la Iglesia Católica.


Los institutos Lasallistas se han caracterizado asimismo por sus coros, rondallas o bien estudiantinas. Estos coros se han ganado un reconocimiento a nivel del mundo y han tenido grandes participaciones en diferentes congresos, festivales, etcétera Las instituciones de México, incluso cuando no todas y cada una llevan exactamente el mismo nombre, mas son dirigidas por los hermanos LaSallistas han participado en acontecimientos como el Festival Internacional Cervantino compartiendo espacio con la Universidad La Salle, Universidad de Guanajuato, Universidad Autónoma de México y demás universidades renombradas en México. Fue el coro del Instituto Simón Bolívar, de capacitación LaSallista uno de los privilegiados de hacer presentaciones frente al Papa Juan Pablo II en su primera venida a México, dejando ocasión de acompañarle con cantos en todas y cada una de las ocasiones que visitó este país.


Debido a esta característica, es una de las instituciones que ha generado una fraternidad entre sus diferentes institutos, convocando a "Noches Coloniales" en diferentes temporadas del año y en diferentes sedes de sus institutos. Las Noches Coloniales se identifican por la fiesta o bien romería que se organiza con progenitores de familia de los institutos lasallistas y pupilos de exactamente los mismos y es amenizada por conjuntos musicales de todo género que son de capacitación LaSallista, tocando desde tradicionales canciones de trova hasta piezas de rock, este acontecimiento es abierto a todo público y los fondos colectados son destinados al apoyo de otros institutos de reciente creación o bien para las siguientes "Misiones"


Es la Noche Colonial la celebración que acaba con una semana o bien algunos días de encuentros "inter-LaSallistas" de carácter deportivo, académico o bien cultural que ayuda al fortalecimiento de valores y disciplina de los pupilos de esta clase de instituciones


Voltaire, en uno de sus escritos, llama con desprecio «ignorantinos» («ignorantes») a los hermanos de las escuelas cristianas, puesto que, según él, transmiten al pueblo las «mentiras de la fe y la religión».


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Hermanos de las Escuelas Cristianas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas