Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Instituto de las Hijas de María Auxiliadora

salud  ıllı Instituto de las Hijas de María Auxiliadora 


Véase también:Familia Salesiana

El Instituto de las hijas de María Auxiliadora, designado por las iniciales FMA (del latín Filiarum Mariae Auxiliatricis), es una congregación religiosa internacional cuyo objetivo principal, así como los Salesianos de Don Bosco, es la capacitación integral de los jóvenes.

Con los Salesianos, comparten el Sistema Precautorio (razón, religión y amor) como modelo educativo, basado en la presencia continuada y activa de los educadores para con los jóvenes. Esta es la llamada Presencia Salesiana.

La alegría salesiana y el entorno de familia son 2 modelos muy cuidados en la educación salesiana. Una de sus máximas es: "instruir catequizando y catequizar formando".

La Congregación fue cofundada el cinco de agosto de mil ochocientos setenta y dos, así como San Juan Bosco, por la religiosa santa María Dominga Mazzarello (mil ochocientos treinta y siete-mil ochocientos ochenta y uno), natural de la población italiana de Mornese.

En un principio Mazzarello se afanó en instruir y educar costura a las muchachas más pobres de su pueblo, logrando un conjunto de chicas en el que compartían sus vidas. Su denominación original fue Sociedad de las Hijas de María Inmaculada, optando por el presente cuando el movimiento salesiano se extendió por Italia y por el planeta.

santa María Mazzarello fue beatificada el veinte de noviembre de mil novecientos treinta y ocho y canonizada el doce de junio de mil novecientos cincuenta y uno.

La Congregación está formada por religiosas y seglares, hoy en día son más de catorce.655 con un total de ochenta y uno Provincias religiosas conjunto de comunidades locales que comparten la vida fraterna y el proyecto apostólico en una determinada región; contando con mil quinientos once comunidades locales.

Las Hijas de María Auxiliadora trazan sus comienzos en la vida de María Dominga Mazzarello y en su encuentro con Don Bosco, el santo educador de Turín. María Dominga, una joven campesina de Mornés en el Piamonte italiano, vivió su apostolado interesándose por la situación de las pequeñas y jóvenes más necesitadas de su zona. Desde la sencillez de lo que sabía hacer y con un carácter firme y decidido, María Dominga y su amiga Petronila abren un taller de costura para muchachas y crean un improvisado orfanato para pequeñas. Era el tiempo en que la educación de las muchachas era claramente descuidado y si los hijos debían estudiar, estos eran los muchachos, razón por la que María Dominga no pudo acudir a una escuela y su centro de capacitación llegaría a ser exactamente la misma parroquia. El padre Pestarino, el sacerdote, fue sensible a la realidad de las muchachas y apoyó la experiencia de María Dominga y sus compañeras.

Entre tanto, Don Bosco había desarrollado su apostolado entre los muchachos obreros de Turín, mas no había pensando en dedicarse a la bastante difícil realidad de las muchachas obreras y campesinas hasta el momento en que notables personajes le hacen sentir que era su deber ofrecer su Sistema Precautorio para el cuidado de las pequeñas, como era con los muchachos. En su espiritualidad Don Bosco ve además de esto la causa como un deseo de María Auxiliadora y busca entonces el instante oportuno para dar forma al proyecto. Este llegaría cuando halla al padre Pestarino de Mornés, quien sería el punto de encuentro entre los 2 santos. Es con María Dominga y sus compañeras que Don Bosco da forma a la versión femenina del Sistema Precautorio y funda el Instituto de Hijas de María Auxiliadora cuando estas se trasladan al instituto de Borgo Alto recién terminado.

Don Bosco había prometido a la población que cuando el instituto estuviera terminado, mandaría salesianos y la comunidad aguardaba que fuera para los muchachos. En cambio el veintitres de mayo de mil ochocientos setenta y dos llegaron allá las primeras salesianas de la historia para sorpresa y desagrado de la población. El acontecimiento de Borgo Alto es un caso de la situación de la mujer a lo largo del siglo XIX no solo en Europa sino más bien en el resto del planeta, en una temporada en que esta era excluida prácticamente en su totalidad de la educación. La reacción de la comunidad de Mornés contra la primera comunidad de hermanas fue de una prácticamente total exclusión que les ocasionó una mayor pobreza y faltas y que serían la primordial prueba en la fundación del Instituto. No obstante, no sería Mornés el sitio en donde las salesianas verían el mayor desarrollo de su obra. A pocos años de su fundación, estaban ya en camino de ir al encuentro de otras zonas en donde la situación de la mujer era afín a la del Piamonte.

En mil ochocientos setenta y seis llegan a Valdocco cerca de Don Bosco, en mil ochocientos setenta y siete a Niza (Francia) y en el mes de noviembre de ese año las salesianas cruzan el mar y llegan a Villa Colón (Uruguay).

El catorce de mayo de mil ochocientos ochenta y uno muere Madre Mazzarello con tan solo cuarenta y cuatro años de edad. Era la primera Superiora General del Instituto y para ese año este tenía ciento sesenta y seis hermanas, cincuenta novicias y veintidos postulantes en veintiseis casas entre Italia, Francia y Uruguay. La sencillez, el compromiso y la sabiduría de Madre Mazzarello quedaría probado cuando la Iglesia Católica la declararía santa en mil novecientos cincuenta y uno por obra del papa Pío XII. Antes el papa Pío XI le había dado el título de cofundadora del Instituto de María Auxiliadora con Don Bosco.

En África hay presencia de cuatrocientos cincuenta FMA trabajando en ochenta y tres comunidades (veintidos países):

 

  • Centros de promoción para la mujer.
  • Escuelas profesionales y centros de alfabetización.
  • Visita a comunidades rurales.
  • Centros de salud y dispensarios.
  • Centros rurales de capacitación artesanal.
  • Casas de acogida para pequeñas y jóvenes en complejidad.
  • Oratorios y Centros juveniles.

En el continente americano son cuatro mil seiscientos cincuenta y nueve FMA trabajando en quinientos ochenta y cuatro comunidades (veinticuatro países):

 

  • Actividades promocionales y culturales para el tiempo libre.
  • Escuelas nocturnas para los más pobres.
  • Oratorios y centros juveniles.
  • Centros de formación y de F.P..
  • Comunidades misioneras entre los indígenas, afroamericanos y campesinos.
  • Comunidades de base.
  • Comunidades introduces en el campo y en los distritos marginados de las grandes urbes.
  • Casas para pequeñas de la calle.
  • Presencia en entes administrativos de carácter social para “levantar la voz” en defensa de los/las jóvenes y las mujeres.
  • Formación religiosa y jornadas de espiritualidad para jóvenes y adultos.
  • Actividades de restauración y también integración de jóvenes infractores.

En Ecuador prosiguen el ejemplo de San Juan Bosco y Maria Mazarello y celebrando su aniversario y agradecen que crearon el Instituto de las Hijas de Maria Auxiliadora.

 

  • Cuenca
  • Guayaquil
  • Riobamba
  • Quito

Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe con trescientos dieciseis FMA en nueve estados trabajando a diario en institutos, orfanatos, centros de salud, casas de asistencia, cobijes y universidades.

 

  • Distrito Federal
  • Puebla
  • Michoacán de Ocampo
  • Estado de México
  • Jalisco
  • Oaxaca
  • Veracruz
  • Hidalgo
  • Chiapas
  • Nuevo León
  • Chihuahua
  • Colima
  • Coahuila
  • Tamaulipas
  • Sonora
  • San Luis Potosí

A América Central llegaron en mil novecientos tres, particularmente a la urbe de San Salvador, El Salvador. Crearon los institutos Salesianos Católicos en las repúblicas de El Salvador, Guatemala, Honduras (mil novecientos diez), Nicaragua y C. Rica.

En Venezuela la Comunidad está integrada por Hermanas de distintos países, etnias, edades y formas de ser. Comparten una enorme misión con un elevado número de personas comprometidas con la educación de pequeños, pequeñas, adolescentes y jóvenes de menores recursos, en veintitres Obras Salesianas a lo largo y ancho de toda Venezuela. Un cincuenta y tres por ciento de las FMA son venezolanas y el cuatrocientos sesenta y nueve por ciento sobrante sudamericanas y europeas. Esta característica, que procede del hecho de ser un Instituto Misionero, refleja por su parte la riqueza propia del pueblo venezolano abierto y agradable. Compartiendo un carisma: Ser signos del amor de Dios para la juventud.

En Asia, dos mil ciento cuarenta y uno FMA trabajando en doscientos sesenta y siete comunidades (veintitres países):

 

  • Enseñanza en escuelas privadas, parroquiales y públicas.
  • Pequeñas comunidades introduces para la pastoral de los campesinos.
  • Educación a la salud y centros de asistencia alimenticia.
  • Centros de promoción de la mujer.
  • Escuelas de alfabetización.
  • Casas para pequeñas y jóvenes en alto peligro.
  • Casas de rehabilitación para jóvenes drogodependientes.

En Europa trabajan siete mil doscientos nueve FMA en quinientos sesenta y seis comunidades (veintidos países):

 

  • Enseñanza en escuelas privadas, parroquiales y públicas.
  • Escuelas universitarias.
  • Residencias de estudiantes.
  • Pastoral juvenil.
  • Actividades extraescolares múltiples de tiempo libre.
  • Colonias.
  • Obras parroquiales (catequesis y Animación ritual).
  • Casas de familia para pequeñas y jóvenes bajo riesgo.
  • Centros / Actividades promocionales.
  • Misiones itinerantes / Evangelización.
  • Centros de espiritualidad.
  • Oratorios y centros juveniles.
  • Casas de capacitación.
  • Centros de F.P. y de formación al trabajo.

En España, la Congregación cuenta con cuatro inspectorías regionales:

 

  • León (Virgen del Camino).
  • Madrid. (santa Teresa)
  • Barcelona.
  • Sevilla.

En Oceanía conviven cuarenta y cinco FMA efectuando tareas en once comunidades (cuatro países):

 

  • Enseñanza en escuelas privadas, parroquiales y públicas.
  • Actividades promocionales y culturales de tiempo libre.
  • Formación religiosa y jornadas de espiritualidad para jóvenes y adultos.
  • Actividades de integración y restauración de jóvenes infractores.

El movimiento formado por los Salesianos de Don Bosco(SDB) y las Hijas de María Auxiliadora(FMA) se conoce como Movimiento Juvenil Salesiano (MJS).


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Instituto de las Hijas de María Auxiliadora

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas