Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Monjas benedictinas

salud  ıllı Monjas benedictinas 


Benito (480-quinientos cuarenta y siete) y Escolástica de Nursia (480-quinientos cuarenta y siete) son considerados los creadores de las monjas benedictinas.

Benito de Nursia, conforme cuenta Gregorio Magno, creó cerca de Montecasino, a principios del siglo VI, un monasterio para su hermana Escolástica. Esta es la razón por la que las benedictinas consideran a Benito de Nursia su creador, mas a Escolástica se le reserva el título de patrona. No se sabe con certidumbre si los monasterios femeninos de Occidente, en especial los ingleses, prosiguieran la Regla de san Benito, mas con la reforma del año cuatrocientos noventa y dos, del papa Bonifacio, insistió en que todos y cada uno de los monasterios femeninos adoptasen dicha regla. Estas leyes no recibieron la acogida inmediata, pues los monasterios alemanes y también ingleses eran más un género de colegiata de canonesas que verdaderas monjas benedictinas. Se ha llegado a aseverar, que ya antes del siglo XII, solo el monasterio de santa María de Gandersheim en la Baja Sajonia, puede ser considerado el único monasterio realmente benedictino de toda Alemania. Las otras colegiatas adoptaron la vida regular desde ese siglo.


A diferencia de los monasterios masculinos, con un sistema de congregación, los femeninos estaban, frecuentemente, bajo la dirección espiritual de una abadía masculina, o bien sometidos a la jurisdicción del prelados de la diócesis; casos como el de San Pedro de las Puellas, de manera directa dependiente de la jurisdicción pontificia, eran inusuales. Las monjas benedictinas no proseguían, hasta mediados del siglo XVI, una clausura estricta: eran libres para salir del monasterio cuando debían hacer alguna misión particularmente. Esta libertad de movimiento provocó ciertos escándalos. En los concilios de Constanza (mil cuatrocientos catorce), Basilea (mil cuatrocientos treinta y uno) y Trento (mil quinientos cuarenta y cinco) se reguló que, como los otras órdenes contemplativas, asimismo las benedictinas observaran una clausura rigurosa.


La reforma protestante hizo que una buena parte de los monasterios de la orden desapareciesen de Inglaterra y otras unas partes de la Europa central y septentrional. En la Francia de los siglos XVII y XVIII se vivió un reflorecimiento de las fundaciones benedictinas femeninas, que incorporaban nuevas reformas en la vida conventual y en la observancia de la regla, como Montmartre, Beauvais, Val del Grâce y Douai, o bien las Benedictinas de la Veneración Perpetua, fundadas en la ciudad de París en mil seiscientos cincuenta y cuatro. No obstante, la Revolución francesa terminó con estos monasterios, hasta el momento en que, solo ciertos de ellos, se volvieron a abrir a lo largo del siglo XIX.


El doce de julio de mil ochocientos veintitres, el papa León XIII creó la Confederación Benedictina, a la que pertenecen muchas de las congregaciones de monjas benedictinas.

El monasterio de St. Benedict (Sant Benet) de Montserrat es uno de los tantos de esa Orden religiosa monacal en España. Dicho monasterio pertenece a la Federación Benedictina Catalana.

Las Monjas de la Orden de San Benito se organizan en monasterios autónomos con peculiaridades propias, dirigidos por una abadesa escogida por las monjas de cada comunidad; los monasterios son agrupados en federaciones, que por su parte pueden ser parte de la Confederación Benedictina. Así, existen al menos 4 formas de clasificar los monasterios benedictinos femeninos:



  1. Monasterios incorporados o bien unidos a las respectivas congregaciones masculinas, como las congregaciones: inglesa, brasileira, de Solesmes, Olivetana, beuronese, sublabence, vallombrosiana, camaldulense, holandesa, de la Anunciación y de Vita et Pax.
  2. Congregaciones autónomas (o sea, sin referencia a una rama masculina) de monjas benedictinas: Congregación de Nuestra Señora del Monte Martirio, Benedictinas de la Veneración Perpetua (formada por 6 federaciones), Monjas de la Inmaculada Concepción de Polonia, Congregación del Rey Eucarístico y las Benedictinas celestinas.
  3. Federaciones y uniones de monasterios: en Francia, Monjas del Muy puro Corazón de María; en Alemania, Unión de Monjas de Baviera, En Italia, Federación de Italia Norte, Federación del Piceno, Federación Toscana y Federación de Umbria; y en España, las Federaciones castellana, catalana, gallega y Pirinea.
  4. Finalmente los monasterios de benedictinas que no tienen ninguna vinculación jurídica entre ellos, ciertos de derecho diocesano y otros de derecho pontificio.

Las benedictinas son monjas, religiosas claustrales que observan la Regla de San Benito. Aparte de la celebración del oficio divino, se dedican a trabajos manuales y también intelectuales, como la educación, el cuidado de enfermos, labores agrícolas, restauración de objetos y encuadernación de libros, organización de retiros espirituales, etcétera Como en el caso de la rama masculina, el leimotiv es Ora et labora, «Ora y trabaja».


Existen en el mundo entero unas diez mil monjas que viven conforme la Regla de san Benito, mas no todas y cada una forman una sola orden religiosa, estas se dividen en diferentes congregaciones o bien órdenes, independientes o bien dependientes de las respectivas ramas masculinas de la Orden de San Benito. Los monasterios que no pertenecen a ninguna de las federaciones o bien congregaciones son unos doscientos treinta y tres en el mundo entero, con unas tres.958 monjas.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Monjas benedictinas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas