Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Orden de la Inmaculada Concepción

salud  ıllı Orden de la Inmaculada Concepción 


santa Beatriz de Silva fue la creadora de la Orden de la Inmaculada Concepción.

santa Beatriz de Silva seguramente nació en Ceuta o bien Campo Maior (en Portugal) en mil cuatrocientos veinticuatro. Cuando era joven vivió en la corte castellana como dama de honor de la reina Isabel de Portugal. La Virgen se le aparece en una revelación y le solicita que funde una orden en honor de su Inmaculada Concepción, cara mil cuatrocientos cincuenta y cuatro, Beatriz escapó de la corte y se refugió en el monasterio de santo Domingo el Real de Toledo. Vivió treinta años en el entorno religioso, mas sin ser monja. Isabel la Católica, hija de la reina Isabel de Portugal asistió a la fundación de la nueva orden, y donó los Palacios de la Galiana en Toledo, facilitando asimismo las gestiones con Roma.


El mil cuatrocientos ochenta y cuatro se traslada, con 12 religiosas más al Palacio de la Galiana, en Toledo, este edificio fue cedido por Isabel I de Castilla. La creadora deseaba que la Orden tuviese un hábito propio y con la ayuda de Isabel I de Castilla consiguió la aprobación de las constituciones, en las minutas se lee que le afirma al papa que le ponga la regla que el piensa que convenga y el treinta de abril de mil cuatrocientos ochenta y nueve con la Bula Inter Universa, el papa Inocencio VIII aprueba la fundación de la Orden de la Inmaculada Concepción con la regla del císter mas con la potestad de tener constituciones propias, toda vez que no contradigan la regla. Las monjas tenían la obligación de recitar a diario el oficio de la Inmaculada y se ponían bajo la jurisdicción del Ordinario de la Diócesis


Las Concepcionistas son monjas de rigurosa clausura (clausura papal), dedicadas a la oración contemplativa. Su hábito consta de una túnica y escapulario blancos, toca, medallón en el pecho con la imagen de la Madre de Dios generalmente, velo negro y capa azul.

Monja Concepcionista Virreinal Mexicana
Profesión solmene de Sor María Antonia Muy pura de la Concepción

A finales de dos mil cinco la Orden tenía ciento cincuenta y tres monasterios y uno con novecientos cincuenta monjas y novicias. Cada monasterio es autónomo y está dirigido por una abadesa; la orden cuenta con monasterios en: Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, España, El Salvador, G. Ecuatorial, Honduras, India, México, Perú y Portugal.


Tres años después, cuando todo se prepara para establecer la Orden incipiente, la santa Creadora con sesenta y nueve años y en el lecho de muerte profesa el diecisiete de agosto de mil cuatrocientos noventa y dos, a su muerte, la Orden quedó desamparada.


Las monjas dominicas procuran que la nueva comunidad concepcionista sea integrada a la familia de la Orden de los Reverendos, mas Fray Juan de Tolosa, franciscano, intervino y evitó que la Orden de la Inmaculada Concepción desapareciese, mas a causa de la reforma monástica del cardenal Cisneros, la bula Ex- supernae providentia del diecinueve de agosto de mil cuatrocientos noventa y cuatro, del papa Alejandro VI impuso que las monjas adoptasen la regla de las clarisas y que quedaran bajo la dirección de los Frayles Menores Observantes. Es de este modo como la Orden de la Inmaculada Concepción pasó a la familia franciscana, si bien Beatriz, de manera expresa, había querido que la orden tuviese una regla propia y no había tenido ninguna relación con los franciscanos. Ciertos factores que provocaron la familiaridad franciscana fue la secular devoción inmaculista de los franciscanos era en verdad una de sus señas. Por este y otros sucesos históricos, la Orden y las monjas pasaron a ser conocidas como concepcionistas franciscanas. , esto contra lo preparado por la Creadora.


En mil cuatrocientos noventa y seis, el monasterio concepcionista quedó unido a la comunidad benedictina de San Pedro de las Dueñas, a pesares que las concepcionistas proseguían en ese instante la Regla de santa Clara , y la comunidad estuvo a puntito de desaparecer . El cardenal Cisneros apartó las 2 comunidades y trasladó el convento de santa Fe al que habían ocupado los franciscanos, que se transformó en la casa madre de la orden, ahora conocido como el Convento de la Concepción de Toledo. El apoyo que dio el cardenal al nuevo monasterio hizo posible que subsistiera y, en escaso tiempo, hubiese nuevas fundaciones concepcionistas .


El diecisiete de septiembre de mil quinientos once , el decreto Ad statumen prosperum de Julio II, a instancias de Fernando II de Aragón, reconoció a las concepcionistas como orden religiosa autónoma.


A partir de ese instante , la Orden empieza a propagarse, en veinticinco años se habían fundado veinticinco conventos, ciertos cuales eran beaterios, los que subsistieron hasta su extinción en la reforma de Juárez y su confirmación por el Concilio Vaticano II.


La Orden se extendió por toda España y América, siendo la primera fundación americana la de México, que data de mil quinientos cuarenta y está dedicada a la Inmaculada Concepción, que fue el primer monasterio de vida contemplativa del Nuevo Continente . En mil seiscientos dieciseis recibieron unas nuevas constituciones redactadas por el cardenal Francisco de Quiñones.


Por este motivo, a causa del Concilio Vaticano II y conforme el decreto Pefectae Caritatis (el documento habla sobre la renovación de las órdenes religiosas y el deber de los religiosos para vivir el carisma fundacional), se trató de regresar a los primeros orígenes de la Orden, eliminado el carácter franciscano y que encabezó la Sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido. En mil novecientos noventa y tres se aprueban unas constituciones generales, estas preservaban la repercusión franciscana en la Orden, por esto ciertos Monasterios decidieron efectuar unas enmiendas a estas constituciones, que fueron aprobadas por Juan Pablo II el ocho de septiembre de mil novecientos noventa y seis, en las que suprimía el franciscanismo de la Orden a los Monasterios que decidiesen integrarse.


Aun de este modo, franciscanas o bien no, tanto las Concepcionistas como Concepcionistas Franciscanas pertenecen a exactamente la misma Orden de la Inmaculada Concepción.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Orden de la Inmaculada Concepción

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas