Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Orden de los Servitas

salud  ıllı Orden de los Servitas 


Los 7 santos creadores de la Orden de los Siervos de María, en una pintura de Agostino Masucci de mil setecientos veintisiete.

La orden fue fundada en el quince de agosto de mil doscientos treinta y tres en la urbe de Florencia, por los, de este modo llamados, 7 santos creadores, quienes pertenecían a una suerte de cofradía dedicada a la adoración de la Virgen María. En un inicio eran un conjunto de amigos, que decidieron decantarse por vivir el Evangelio, frente a la situación de caos y enemistad que por esas temporadas se vivía en Florencia. Los cofrades tomaron el nombre de Siervos de María, por el hecho de que el día de su fundación se festejaba en la Iglesia católica la Asunción de la Virgen. Poco más tarde, el trece de marzo de mil doscientos cuarenta y nueve, recibieron la aprobación del papa Inocencio IV. Los monjes adoptaron un hábito negro y la Regla de san Agustín.


Se afirma que los 7 santos creadores son un caso único en la Iglesia católica, puesto que son el único ejemplo de una orden religiosa fundada por 7 personas y no por uno o bien 2 creadores. Los nombres de todos no se conocen con certidumbre, mas la tradición les ha llamado así: Buenhijo Monaldi, Bonayunta Manetti, Maneto dell’Antella, Amadio de los Amidei, Sosteño, Hugo, y Alejo Falconieri. El papa León XIII canonizó a los 7 el quince de enero de mil ochocientos ochenta y ocho. El más conocido de los 7 fue Alejo Falconieri, quien vivió lo bastante para poder ver expandida la orden.


El gobierno de la Orden de los Siervos de María es centralizado, recae en un superior general, al que llaman prior general, escogido para un periodo de 6 años, que se pueden renovar. Para la administración del instituto, se divide en provincias, cada una regida por un superior provincial. En dos mil quince, la orden tenía unos ochocientos setenta y dos religiosos (de los que quinientos ochenta y siete eran sacerdotes) y tenía unas ciento cincuenta comunidades, presentes los 5 continentes.


Los servitas viven en comunidad inspirados en el modelo de la Virgen María, Sierva del Señor, su meta incluye una vida en la que se esmeran por hacer vivos los valores del Evangelio en comunión fraterna y de servicio. Los miembros trabajan, rezan, comparten y anuncian el Evangelio. Se fomenta que los dones personales se desarrollen y las capacidades particulares se usen para el bien de la comunidad y la sociedad. Ellos se plantean lo siguiente:


La capacitación de un Servita incluye las próximas etapas: prenoviciado, noviciado y profesado (simple y solemne). En la etapa del prenoviciado se vive el discernimiento vocacional; el noviciado es un tiempo de reflexión religiosa y participación de la vida comunitaria; en el profesado se comprometen vivir y probar la vida del monje Siervo de María; primero con los votos simples y por último los solemnes, a través de los que el monje se consagra en público al servicio de Dios y santa María.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Orden de los Servitas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas