Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida

salud  ıllı Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida 


Miniatura de santa Brígida en el Breviario de la Orden de mil cuatrocientos setenta y seis.

La construcción de la primera abadía brigidina empezó en mil trescientos cuarenta y seis, cuando el rey de Suecia y Noruega, Magnus II Eriksson, donó a la noble viuda Brígida el castillo de Vadstena (Suecia), con la intención de transformarlo en monasterio. El sucesor del rey, Haakon VI de Noruega, confirmó la donación en 1362 y el papa Urbano VI aprobó el monasterio y su regla, como "integración" a la Regla de san Agustín, el cinco de agosto de mil trescientos setenta.


El Convento de Vadstena no sería consagrado sino más bien hasta mil trescientos ochenta y cuatro, tras la muerte de Brígida y su hija, Catalina de Suecia. Al fallecer la abadesa Ingeborg Knutsdotter en mil cuatrocientos doce, nieta de Brígida, la comunidad monástica se nombró a sí "hijos espirituales de santa Brígida".


Las reglas de la orden, contenidas en las Apariciones Divinos de la creadora, basadas en la Regla de san Agustín, preservaba un carácter simbólico medieval. Cada monasterio debía cobijar sesenta monjas (de las que cuatro hermanas legas), trece presbíteros (con relación a los trece apóstoles, incluyendo a San Pablo), cuatro diáconos (en honor a los 4 primordiales Doctores de la Iglesia: Agustín, Ambrosio, Gregorio y Jerónimo), y 8 hermanos legos. El total de personas había de ser igual a los trece apóstoles más los setenta y dos acólitos.


Los miembros de la orden debían llevar una vida de meditación, contemplación, estudio y predicación, basada en el sufrimiento de Jesucristo a lo largo del viacrucis. El monasterio debía tener una rama femenina y una masculina, apartadas entre sí. Bajo la autoridad del prelados local, la directiva del convento era una abadesa (en honor a la Virgen María). Las monjas se sostenían en encierro incesante, dedicadas al estudio y a la oración. Los frailes, por su lado, eran los encargados de oficiar misa y servir en las confesiones en los conventos y de actuar como reverendos y misioneros itinerantes. El hábito de la comunidad era gris, lo mismo que el mantón.


Desde sus principios, la orden contó con el apoyo económico y la protección de la casa real sueca, condición primordial para su rápida extensión en Suecia y Noruega (en ese tiempo una parte de Suecia). En Dinamarca, la reina Margarita I, educada por una hija de santa Brígida, patrocinó la llegada de la orden a comienzos del siglo XV. La Orden del Muy santo Salvador llegó a contar con veintisiete casas, distribuidas en Escandinavia, y contribuyó a la difusión de la literatura y la cultura en la zona. Múltiples frailes brigidinos fueron profesores universitarios en Suecia. En mil quinientos quince, la orden se encontraba extendida en múltiples países europeos y el número máximo de casas monásticas llegó a ochenta. En Inglaterra, Syon Abbey fue la sede de la orden en el país y se transformó en la abadía inglesa más rica y relevante.


Con la reforma protestante en Europa, la orden fue sometida a fuertes persecuciones y asesinatos en los países que la adoptaron. En Suecia, el Convento de Vadstena fue saqueado y las monjas se exilaron a Polonia. La comunidad de Syon Abbey emigró a lo largo del reinado de Isabel I cara Francia, España y después a Portugal. La mayoría de los conventos fue destruida en esa temporada, al tiempo que otros fueron abandonados. Mientras que la orden sufría esta prosecución en el norte de Europa, en España Marina de Escobar creó el primer monasterio brigidino en Valladolid en mil seiscientos treinta y siete, formando la rama recoleta (famosa asimismo como rama hispana). Dicha rama se expandió cara América Latina (México y Venezuela).


Con la tolerancia religiosa, ciertas comunidades brigidinas femeninas retornaron a sus países de origen. La comunidad de Syon Abbey retornó a Inglaterra en mil ochocientos sesenta y uno. La orden retornó a Suecia, su país original, en mil novecientos treinta y cinco. Los frailes por su lado no corrieron con exactamente la misma suerte, puesto que el último monasterio desapareció en mil ochocientos sesenta y tres.


Elizabeth Hesselblad, religiosa sueca, luterana transformada al catolicismo, en mil novecientos once, comenzó una reforma de múltiples monasterios brigidinos, y con nuevas fundaciones (entre ellas de la ciudad de Roma), dio origen a una rama centralizada, de derecho pontificio, bajo el gobierno de una abadesa general.

Convento de Vadstena, en Suecia, el primer convento de la orden.Monasterio brigidino en Goradnia, Bielorrusia.Escudo de Societas Sanctae Birgittae, rama luterana de la orden.

La Orden del Muy santo Salvador de santa Brígida en nuestros días sobrevive en 4 ramas independientes entre si, a saber: 2 ramas de monasterios autónomos (rama medieval, que incluye los monasterios supervivientes a la Reforma protestante, y rama de España o bien de recoletas, de Marina Escobar), una rama centralizada que forma la Orden del Muy santo Salvador de santa Brígida o bien hermanas brigidinas (asimismo llamada rama italo-sueca), y la rama de frailes brigidinos.


Dos estilos de gobierno caracterizan a las instituciones o bien monasterios que hacen una parte de la Orden del Muy santo Salvador: 3 ramas de monasterios autónomos (medieval, de España y de frailes), en las que cada monasterio escoge su abadesa, o bien abad en el caso de los frailes, sin estar regidos por una figura general, y una rama centralizada (italo-sueca), cuyo gobierno recae sobre una abadesa general, que radica en la ciudad de Roma.



  • Rama Medieval: está compuesta por 2 monasterios autónomos, a saber:

Existieron otros más que han sido cerrados por carencia de vocaciones.


En la Abadía de María Hart, en Weert, Países Bajos, las hermanas conviven con otras de la rama italo-sueca que llegaron en dos mil seis a fin de eludir la desaparición de la casa.



  • Rama hispana: Existen 4 monasterios presentes en España (Valladolid, Lasarte, Paredes de Nava y Azcoitia), 4 en México (Urbe de México, Tijuana, Tecate y Puebla) y uno más en Venezuela.


  • Rama italo-sueca: su sede se halla en Piazza Farnese, la que fuera casa de santa Brígida en la ciudad de Roma, donde radica la Abadesa General de la Orden del Muy santo Salvador de santa Brígida.Sostiene autoridad sobre comunidades de monjas en todo el mundo: Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Estonia, Polonia, Alemania, Países Bajos, Inglaterra, Suiza, Italia, Palestina, India, Israel, Filipinas, Indonesia, USA, México y Cuba.


  • Monjes brigidinos: Los frailes brigidinos desaparecieron por completo en mil ochocientos sesenta y tres. Mas en mil novecientos setenta y seis, Benedict Kirby restaura un convento masculino independiente, restituyendo de esta forma la rama masculina en la diócesis de Portland (Oregón, EE.UU.). Se trata de un instituto contemplativo que siguiendo el modelo primitivo del monacato, no ordena de forma ordinaria a sus miembros. La vida comunitaria está centrada ambiente a la Divina Liturgia: santa Misa (cada viernes en latín) y el solemne Oficio Divino. Como hijos de santa Brígida, la devoción a la Muy santa Virgen, la lealtad al Papa y la oración por las ánimas del purgatorio y la unidad de los cristianos son esenciales en sus vidas. Los frailes se sostienen mediante la producción de dulces y otros productos monásticos. Los brigidinos tienen un santo, Ricardo Reynolds, atormentado en Inglaterra en la prosecución de Enrique VIII.

Rama protestante


En mil novecientos veinte, Mary Von Rosen afianzó en una sociedad, al interno de la Iglesia de Suecia y con carácter de tercera orden para laicos y presbíteros, la Societas Sanctæ Birgittæ. la iniciativa de fundar dicha sociedad fue del arzobispo de Upsala, Nathan Söderblom, quien se inspiró en la Iglesia alta de la Iglesia Anglicana y el Movimiento de Oxford como un cobijo para aquellos que en una temporada de decadencia ritual y teológica de la Iglesia de Suecia en el siglo veinte.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas