Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Religiosas Ursulinas de la Unión Romana

salud  ıllı Religiosas Ursulinas de la Unión Romana 


Ángela de Mérici (mil cuatrocientos setenta y cuatro-mil quinientos cuarenta), creadora de la Orden de santa Úrsula, por lo tanto, es considerada, creadora de la Unión Romana.

La Compañía de santa Úrsula fue fundada en mil quinientos treinta y cinco, en Brescia, Italia, por Ángela de Mérici, como una sociedad de maestras seculares, mas desde el siglo XVII, en el norte de Italia y en Francia, comenzaron a llevar vida común y a profesar votos solemnes dando origen a la Orden de santa Úrsula formada por monjas de clausura.


El monasterio de las ursulinas de la ciudad de Roma fue fundado en mil seiscientos ochenta y ocho por la congregación de las ursulinas de Bordeaux. De él, brotaría después los monasterios de Calvi, en Umbría, (mil setecientos dieciocho). Después de la unificación de Italia muchas propiedades de estos monasterios fueron decomisadas y fueron obligadas a la clausura. Se les prohibió la aceptación de novicias, por este motivo los 2 monasterios se vieron obligados a solicitar ayuda a las ursulinas de Blois (Francia), a fin de que recibiesen a sus postulantes y las formaran.


Las reglas preceptivas no permitían a las ursulinas claustrales, organizadas en casas autónomas, de cumplir el noviciado en monasterios distintos al propio. Por esta razón, el papa León XIII, en mil ochocientos setenta y ocho dictaminó la unión de las casas de Blois, Roma y Calvi. El papa recomendó además de esto que todos y cada uno de los monasterios de la Orden se unieran en una sola congregación centralizada, bajo la autoridad de una superiora general, residente en la ciudad de Roma. El cardenal Vannutelli, por orden del papa, escribió una carta a todos y cada uno de los obispos donde se hallaban monasterios de ursulinas a fin de que empujasen a las monjas a unirse en una mismo instituto.


El quince de noviembre de mil novecientos se reunieron en la ciudad de Roma las encargadas de setenta y uno monasterios de ursulinas, sesenta y tres de los que optaron por adherirse a la unión. De esa forma se formó la llamada «Unión Romana de la Orden de santa Úrsula», con presencia en Austria-Hungría, Brasil, Francia, Alemania, R. Unido, Indonesia, Italia, Países Bajos y USA. El papa León XIII decretó el decreto de aprobación de la Unión el diecisiete de junio de mil novecientos tres y el diecisiete de septiembre del mismo año aprobó las Constituciones.


El diecisiete de septiembre de mil novecientos cinco, el papa Pío X exhortó a los monasterios que todavía no se habían unido a adherirse a la Unión Romana, a través de el motu proprio Apostolicae Sedis. Frente a los consejos del papa se añaden a la Unión Romana ciertos monasterios de México (mil novecientos diez) y Perú (mil novecientos treinta y seis) A resultas de estas continuas convidaciones se adhirieron a la Unión Romana los monasterios de México (mil novecientos diez). Además de esto 3 congregaciones independientes se adhirieron a la congregación, a saber: la Unión de Roermond (mil novecientos veintiocho), la Unión Polaca (mil novecientos treinta y cinco) y la Unión Weltevreden (mil novecientos treinta y nueve). Con esta última, en mil novecientos treinta y nueve, las ursulinas contaban con más de siete mil religiosas en el mundo entero.

Casa y también iglesia de las Ursulinas de Unión Romana en Breslavia, Polonia.

Las ursulinas de la Unión Romana, a principios del siglo veinte en Europa, padecieron las consecuencias de ciertas legislaciones anticlericales, como las de Francia y Portugal que eliminaron los monasterios en sus respectivos territorios; y las de México, a lo largo de la revolución, que les dejó trabajar mas sin identificación religiosa alguna.


Durante la Segunda Guerra Mundial (mil novecientos treinta y nueve-mil novecientos cuarenta y cinco), se destrozaron muchas casas en Francia, Polonia, Bélgica, Italia, Países Bajos y también Indonesia. setenta y dos religiosas de la congregación murieron en los campos de concentración del Extremo Oriente y 2 en los de los Polonia. A mediados de siglo, se eliminaron los conventos de China, Cuba y Guinea y las religiosas fueron expulsadas de dichas naciones o bien obligadas a secularizarse. En otros países como Hungría, Rumanía y Checoslovaquia, bajo el dominio marxista, a la congregación les incautaron sus recursos y las religiosas fueron presas. Al paso que en Polonia, y Yugoslavia se les dejó seguir con su tarea bajo rigurosa vigilancia del Estado.


Prioras generales



  • María de San Julián Aubry (mil novecientos-mil novecientos nueve)
  • María Ángela de Nuestra Señora Lorenzutti (mil novecientos nueve-mil novecientos veintiseis)
  • María de San Juan Martin (mil novecientos veintiseis-mil novecientos cincuenta y nueve)
  • María Felicia Pastoors (mil novecientos cincuenta y nueve-mil novecientos setenta y uno)
  • Giuditta Miedzelfel (mil novecientos setenta y uno-mil novecientos ochenta y tres)
  • Cecilia Wang (dos mil ocho- en el cargo)
santa Úrsula, pintura de Hans Holbein el Joven en Galería Nacional de Arte de Karlsruhe.

El Capítulo general de mil novecientos cuarenta y siete dictaminó la preparación de un nuevo distintivo para la congregaión. Siguiendo lo mandado, la priora general, María de San Juan Martin, realizó el escudo de la Unión Romana basándose en el de la Orden de santa Úrsula, elaborado por el rey Enrique IV de Francia en mil seiscientos siete, para las ursulinas de la ciudad de París. El leimotiv a sus pies, "Soli Deo Gloria" («La Gloria solo para Dios»), significando el único deseo de la creadora, Ángela de Mérici.


En la parte derecha del escudo, el color azul celeste significa la apertura del ánima de Angela. Un fuego que representa el amor que rodea los signos de la Pasión (cruz, corona de espinas y clavos) y las iniciales entrelazadas de Jesús y de María. 3 lis florecen en un rectángulo de color azul profundo, simbolizando la eternidad. A cada lis corresponde una virtud: virginidad, materni dad y caridad, que deben caracterizar a las ursulinas.


En la izquierda, un lauro plantado en una montaña verde y en el fondo un cielo plateado. La montaña representa el monte de Dios, y el lauro, símbolo de la victoria, gloria y también inmortalidad de santa Úrsula en su calvario. En el rectángulo dorado (color de la caridad) una paloma blanca que representa el Espíritu de amor del Padre y del Hijo.


Las ursulinas de la Unión Romana se dedican fundamentalmente a la instrucción y a la educación cristiana de la juventud.


En dos mil once, las religiosas ursulinas eran unas dos mil setenta y cuatro, repartidas en doscientos cuarenta y uno casas, presentes en Australia, Austria, Barbados, Bélgica, Botswana, Camerún, China, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, USA, Filipinas, Francia, Guyana, Hungría, Indonesia, Italia, Jamaica, México, Países Bajos, Polonia, R. Unido, Rep. Checa, Rumanía, Senegal, Suráfrica, Tailandia y Venezuela. La casa general se halla en la ciudad de Roma y su actual superiora general es la religiosa china Cecilia Wang.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Religiosas Ursulinas de la Unión Romana

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas