Portal sobre Colegios Diocesanos y Religiosos (2018-2019)

COLEGIOS DIOCESANOS Y RELIGIOSOS: HISTORIA, FUNDADORES, EQUIPOS DIRECTIVOS, PROFESORADO, ALUMNOS, PADRES Y ACTIVIDADES

Directorio de Órdenes y Congregaciones Religiosas:

ıllı Siervas de San José

salud  ıllı Siervas de San José 


Bonifacia Rodríguez Castro (mil ochocientos treinta y siete-mil novecientos cinco), creadora de las Siervas de San José.Francisco Butiñá Centro de salud (mil ochocientos treinta y cuatro-mil ochocientos noventa y nueve), asimismo reconocido como creador de la congregación.

Origen: Asociación josefina



Bonifacia Rodríguez, al lado de 6 chicas de la Asociación Josefina, comenzó la vida comunitaria en el taller de Salamanca, el diez de enero de mil ochocientos setenta y cuatro, bajo la dirección de Butiñá y con la aprobación del prelados de Salamanca, Joaquín Lluch y Garriga (siete de enero de mil ochocientos setenta y cuatro). El diecinueve de marzo siguiente, exactamente el mismo prelados festejó la liturgia de vestición del hábito de las religiosas, que tomaron como modelo el hábito carmelita.


Vicisitudes y aprobación


La situación política España, entonces, hizo que Butiñá fuera desterrado del país, con lo que la dirección de las Siervas de San José quedó absolutamente a cargo de Bonifacia. Al volver del destierro, el creador llegó a Barna, allá creó las Siervas de San José de Cataluña, con el ideal de unirlas después a las Siervas. Para ese cometido, Bonifacia viajó a Girona en mil ochocientos ochenta y dos, mas por causa de contrariedades internas, las josefinas de Cataluña continuaron independientes y se transformaron en la Congregación de las Hijas de San José.


Este altercado hizo que miembros de la congregación fomentaran la destitución de la creadora como superiora. La casa de Salamanca alteró las constituciones sin el pacto de la creadora. Para solventar el enfrentamiento, Bonifacia planteó al nuevo prelados de Salamanca, Narciso Martínez Izquierdo, que le dejase fundar una nueva comunidad en Zamora, y partió cara allá con su madre el veinticinco de julio de mil ochocientos ochenta y tres. Cuando las religiosas recibieron la aprobación pontificia el 1 de julio de mil novecientos uno, de una parte del papa León XIII, no incluyeron la casa de Zamora, donde radicaba la superiora, pues observaba unas Constituciones diferentes. Bonifacia murió en esa casa el veintiocho de agosto de mil novecientos cinco, en el total abandono de las suyas. Hasta el veintitres de enero de mil novecientos siete la casa de Zamora no se incorporó a la congregación.


Las constituciones fueron aprobadas ad experimentum por la santa Sede, el dos de julio de mil novecientos treinta, y claramente el catorce de diciembre de mil novecientos cuarenta y dos.


La creadora fue beatificada por el papa Juan Pablo II el nueve de julio de dos mil tres y canonizada por Benedicto XVI el veintitres de octubre de dos mil once. Al paso que el proceso de canonización del creador fue iniciado en dos mil siete y ahora se le reconoce, en la Iglesia católica, con el título de Siervo de Dios.


Las Siervas de San José fomentan la dignidad de las pequeñas y jóvenes, sobre todo en entornos obreros, y efectúan actividades educativas y sociales de integración.


En dos mil once, las josefinas de la capital española contaban con unas seiscientos diecisiete religiosas y unas noventa y uno casas, presentes en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, España, Filipinas, Italia, Papúa Nueva Guinea, Perú, República Democrática del Congo y Vietnam. La casa madre se halla en Salamanca, la curia general en la ciudad de Roma y su actual superiora general es Lillian Ocenar Olavere.


Está aquí: Inicio > [ RELIGIOSOS/AS ] > ıllı Siervas de San José

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas